Experiencias

La felicidad detrás de las experiencias

lagunas altiplanicas en San Pedro de Atacama

Y un día sin planearlo mucho y tampoco darme cuenta entendí lo mucho que disfrutaba comprar experiencias en lugar de cosas. Siempre me gustaron mucho la ropa y los zapatos, así como otras cosas materiales, las cuales me daban una satisfacción momentánea que desaparecía rápidamente, hasta que compraba alguna otra cosa nueva y así seguía el ciclo. Luego, después de un viaje o paseo corto entendí que la satisfacción quedaba por más tiempo y la revivía cada vez que miraba las fotos de esa experiencia. Esta nota de Mi Agenda Viajera es un poco diferente a las anteriores, pero quiere servir de reflexión sobre las inversiones o gastos que hacemos con nuestro dinero. Espero les ayude a reflexionar sobre su situación actual y qué los hace verdaderamente felices.

En primer lugar, quiero mencionar que soy una persona normal, con un trabajo normal, que no tiene demasiado tiempo libre para irse varios meses de viaje. Por lo tanto, cada viaje o paseo que realizo trato de sacarle el mayor provecho.

escalera de salerom, Río de Janeiro. Las experiencias




¿Por qué invertir en experiencias y no en cosas?

Para empezar, todas, absolutamente todas las cosas (ropa, zapatos, aparatos eléctricos, etc) se deterioran con el tiempo, se rompen, se vuelven viejas y hay que donarlas, botarlas o reemplazarlas. Por lo tanto, son cosas temporales, que nos generarán una satisfacción poco duradera. Ahora bien, las experiencias perduran en el tiempo y podemos revivirlas con solo recordarlas. Pues de primera entrada suena mucho mejor o no?

Ahora bien, comprar experiencias como tours, viajes, paseos, recorridos requieren un mayor presupuesto que comprar un par zapatos, pues obviamente sí, pero el valor de esas experiencias valen mucho más que el dinero invertido en ellas. También, es importante ajustar nuestro presupuesto para tener experiencias de viajes y paseos financieramente saludables, es decir, que cuando regresemos a casa no tengamos preocupaciones o estrés por haber gastado de más. Por eso, aquí les dejo unos consejos prácticos para ahorrar dinero en sus viajes y regresar a casa sin preocupaciones de dinero.

salar de uyuni

¿Qué experiencias comprar y cuáles no?

Desde mi punto vista, yo diría que debemos comprar únicamente las experiencias que nos hagan felices. Por ejemplo, si saltar en paracaídas o patinar sobre hielo no es algo que nos llame la atención, y todo lo contrario, sería algo que nos genera mucho estrés y ansiedad, entonces no sería conveniente hacerlo. Pero, por el contrario, si esa actividad o experiencia es algo que hemos anhelado por años, entonces no hay que pensarlo mucho, debemos hacerlo. Como en mi caso con la práctica del buceo recreativo, el cual no es para todos (hay personas que le temen al agua o deportes acuáticos) y para mi ha sido algo fascinante.

Hasta el momento he viajado a 19 países, más de 45 ciudades y hecho infinidad de paseos a la playa y montaña. De ninguno de ellos me he arrepentido y más bien cuento los días para ir a la siguiente aventura.

Apnea dive- aprender a bucear en el mar

¿Cómo hago para viajar más?

Esta es la pregunta más frecuente de todas, porque requiere tiempo y dinero. Como les comenté antes tengo un trabajo con horario de oficina y vacaciones fijas, entonces mi flexibilidad no es muy alta, por lo tanto, debo buscar opciones que se adapten a mis posibilidades. Un buen ejemplo fue este tiquete a Cuba que logré comprar por $89, en plena temporada alta. Además, pueden aprender a buscar vuelos baratos en Internet con los tips que aquí les dejo. Además de ahorrar dinero en los viajes, es indispensable saber cómo puedo adaptar mi estilo de vida para viajar con más frecuencia.

tranvia en Portugal. Invertir en las experiencias

Estilo de vida minimalista

Aunque no soy experta en el tema del minimalismo, en los últimos meses he tratado de aplicar algunas de las siguientes técnicas para lograr un estilo de vida más minimalista, ahorrar dinero y así viajar más.

  1. Objetos repetidos. Es algo que ni cuenta nos damos, acumulamos objetos que hacen la misma función y en conclusión solo usamos una. Eso es dinero desperdiciado en algo que al final nunca vamos a usar. Además del espacio que esos artículos ocupan en nuestra casa. Lo mejor sería donarlos alguna persona que sí los necesite. Y evitar la compra de nuevos objetos repetidos en nuestra casa.
  2. Compras por impulso. He de confesar que es lo que más me ha costado, pues siempre era de comprar lo que veía y se me antojaba. Como les dije antes eso era una alegría o satisfacción momentánea y luego buscaba comprar otra cosa. La clave está en analizar si es algo que de verdad necesito y sí me hará feliz. Lo importante es esperar al menos 24 horas para meditar pros y contras de la compra. Esto me ha ayudado a evitar la compra de cosas que al final no necesitaba.
  3. Lista de compras y menú semanal. De seguro les ha pasado que van de compras al supermercado y salen con muchas cosas adicionales, ¿cierto? Además, mucha de la comida que compramos sin planificar tarde o temprano se expira y hay que desecharla, algo imperdonable. Pues efectivamente, en algún momento pasamos por esta situación y al verlo analizamos la forma de hacer compras de supermercado de manera más eficiente. Lo primero fue hacer un menú semanal para determinar lo que queríamos comer esa semana, posteriormente vemos qué no tenemos en la casa y debemos comprar. De esta manera, hacemos nuestra lista de compras y nos apegamos a ella al momento de ir al supermercado.
  4. Ahorro en dólares. Si ahorramos todos esos dólares de los gastos innecesarios de verdad podríamos juntar lo suficiente para irnos de viaje o paseo. Esto va a depender del nivel de compromiso que se tenga y de lo mucho que se quiera. Eso sí, usando algunos tips de viaje para ahorrar, disminuyendo algunos gastos y ahorrando ese dinero en dólares sí es posible. Hago énfasis que sea en dólares pues así nuestro dinero no se devalúa si ganamos en otra moneda.

playa en Costa Rica

Planificación y metas

Otro de los elementos importantes para poder comprar experiencias que de verdad nos hagan felices, es la planificación y la fijación de metas reales. Lo que yo hago es definir metas generales de manera anual. Es decir, esas actividades o experiencias que quiero lograr durante el año, pero que sean reales. Incluso les asigno una fecha o periodo de tiempo de realización. Por ejemplo, planifico desde el año anterior los viajes que quiero hacer y el medio para hacerlos, tomando el cuenta mis vacaciones, mejor clima y el presupuesto. De esta manera tengo en mente esa meta a conseguir y me sirve también para planificar mi viaje o paseo con tiempo.

la sagrada familia en Barcelona, las experiencias

Para el próximo año ya tengo varios viajes planeados (en proceso) y otras actividades extra. Entre ellas está subir al cerro más alto de mi país (Cerro Chirripó), la mejor época para hacer es en verano (entre enero y abril). Con esto en mente ya tengo una idea del presupuesto y la mejor fecha para ir, así como la cantidad de días libres que necesito para hacerlo.

Para finalizar quiero resaltar la importancia de comprar experiencias que nos hagan felices y nos ayuden en nuestro crecimiento personal. No todo lo que hagamos tiene que ser un super viaje de un mes o algo extremo como lazarse en paracaídas. A veces cosas más simples como un día camping (que me encanta por cierto), un paseo en bicicleta, treking, etc. Lo importante es aprender de cada experiencia y disfrutarle al máximo. Los leo, hasta la próxima nota.

2 comentarios en “La felicidad detrás de las experiencias

  1. Me ha parecido interesante»consejos prácticos para ahorrar dinero en sus viajes» porque no salgo mucho y me refiero antes de la curentena, Si que me gustaria conolo todo como tu haces.Lo único que no trabajo pero soy pensionaista ypoder viajar.
    Un saludo.

    1. Hola José. Muchas gracias por tu comentario. Hay varias formas para viajar de manera económica y ahorrar bastante. Aquí podes leer algunas formas de ahorrar en los viajes, desde usar Airbnb en lugar de hoteles caros, transporte público en lugar de taxis, etc. También, aquí menciono como buscar vuelos baratos, obviamente ahora los precios no son muy reales por la pandemia, pero en unos meses se podrían estabilizar. Y ante todo la planificación, sin ella vas a gastar de más. Espero te sirvan estos consejos y si tienes más consultas no dudes en escribir. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *