ExperienciasTips de viajes

Razones para NO patinar en Rockefeller Center

patinar en Rockefeller Center

Sí, así como lo lee en el título. Quiero compartir mis razones para NO patinar en Rockefeller Center. Primero les quiero comentar que hice este bello viaje de ensueño a Washington y Nueva York, pero no todo fue dicha y felicidad. Mi parte favorita del viaje fue el fascinante recorrido de Washington a Nueva York en tren. Pero también, tuvimos algunas experiencias que no fueron las más placenteras. Entre ellas patinar sobre hielo en Rockefeller Center. Aunque creo que es algo que hay que hacer en la vida y definitivamente lo haría solo una vez. En esta nota de Mi Agenda Viajera les comento sobre mis razones para no volver hacerlo. Y por qué ustedes deben tomarlo en cuenta si quieren patinar sobre hielo en Nueva York.

Antes de compartir mis razones por las cuales no patinar en Rockefeller Center, me gustaría aclarar que es mi opinión muy personal. La idea no es desalentar a nadie a patinar sobre hielo cuando tenga la oportunidad, pero si que tengan otro punto de vista y opciones donde puedan practicar este deporte para sacarle el mayor provecho a su tiempo y dinero.


CASI MUERO DEL FRIO

Si bien el clima de fin y principio de año en Nueva York es bastante frío, cuando hicimos nuestro viaje a esta ciudad nos tocó una de las peores heladas de la historia de Estados Unidos. Eso se llama suerte ¿no? Pues bueno, aunque sabíamos que el frío nos iba a poner a prueba, todo transcurrió con normalidad hasta que decidimos ir a patinar en Rockefeller Center. La temperatura estaba a -4 ºC (con sensación térmica de -13ºC). Para nosotros algo que jamás habíamos vivido. Pero bueno, de igual forma decidimos hacer fila para ingresar a la pista de patinaje. Aunque estábamos muy abrigados y preparados para el frío no esperábamos estar tanto tiempo quietos y en ese frío. Tanto fue la espera y el frío que llegó un momento donde no sentíamos los pies y casi abortamos la opción de patinar ese día. Al final pudieron más las ganas que teníamos que el frío. Para evitar esta situación es mejor patinar sobre en hielo en una época que no esté tan frío. Es recomendable patinar en los meses de octubre y noviembre, también entre marzo y abril cuando la temperatura está más cálida que te permita patinar y disfrutar la máximo.

patinar en Rockefeller Center

EL PRECIO SI IMPORTA

Definitivamente era de esperar que patinar sobre la pista de hielo en pleno Rockefeller Center tenía un costo elevado. Para mi sorpresa como estábamos en «temporada alta» (diciembre-enero), el precio era aún mayor ($32 por persona, no suena tan mal). Pero además a este precio hay que sumarle el alquiler de los patines para hielo ($12). Para un total de $44 por persona. De momento no suena mal el precio, si se espera disfrutar al máximo del patinaje y la experiencia. Pero cuando se compara con otros lugares definitivamente $44 es mucho dinero. Hay una opción de ingreso VIP en la pista de hielo de Rockefeller Center, donde no hay que hacer fila, los precios van de $60 a $150.

Además de patinar en Rockefeller Center, hay otros sitios para practicar este deporte sobre hielo y a un precio más accesible. Uno de ellos es Bryant Park (se localiza en avenidas quinta y sexta entre las calles 40 y 42 en Manhattan) donde el ingreso para patinar es GRATIS. Así como lo lee, GRATIS. Si no tiene patines en ese lugar los alquilan por un precio de $20. Como ven una gran diferencia de precio en comparación con la opción anterior. El único inconveniente de este lugar es que en temporada alta se llena mucho de personas y puede ser incomodo patinar con tanta gente alrededor (más aún para los patinadores poco experimentados). También, en el famoso Central Park es posible patinar sobre hielo a precios que van desde $9 hasta $20 (por el ingreso) y $7 para alquiler de patines. Como ven sigue siento mucho más barato que patinar en Rockefeller Center.

Patinar en Rockefeller Center

EL TIEMPO ES ORO

Cuando estamos de viaje definitivamente el tiempo de muy valioso, al igual que el presupuesto. Por eso de indispensable aprovechar nuestros minutos al máximo para poder hacer todas las actividades programadas en el tiempo adecuado. Pero como no todo es posible predecirlo, durante los viaje SIEMPRE tendremos contratiempos. En nuestro caso, cuando llegamos al Rockefeller Center vimos una fila corta para ingresar a la pista de hielo. En ese momento pensamos que no sería tan larga la espera. Preguntamos cuánto estaba tardando la gente en ingresar y nos dijeron que se tardaba unos 30 minutos. ¿Adivinen qué? Tardamos el triple de ese tiempo. Nuestra suerte fue tal, que cuando estábamos a punto de ingresar (de primeros en la fila) cerraron la pista de hielo para limpiarla. Esto tardó 30 minutos adicionales. En ese momento ya teníamos más de una hora de estar esperando.

patinar en Rockefeller Center

Creo que si tuviera que volver a patinar sobre hielo (que conociendo como soy lo haría de nuevo, sin dudarlo) lo haría en meses que fueran más cálidos, en un lugar más amigable con el presupuesto y dónde la espera para ingresar a la pista no sea tan larga. También, aunque solo disfrute unos 15 minutos de patinar en Rockefeller Center debo decir que fue bonito mientras duró. Hubiera querido patinar más, pero el frío era tan insoportable que no pude hacerlo.

Espero que con estas recomendaciones tomen las mejor decisión para que disfrute de la mejor manera su experiencia de patinar sobre hielo en Nueva York. De verdad espero que no tomen a mal mis razones para no patinar en Rockefeller Center y que más bien les sirva de experiencia para que pueden aprovechar mejor esta fascinante experiencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *